Las infiltraciones con plasma enriquecido y el dolor de columna

Después de muchas décadas en las que los tratamientos con infiltraciones no contaban con alternativas a la cortisona y ahora que las técnicas de imagen -como la ecografía o los RX- permiten actuar con la máxima precisión para su aplicación, en BSI disponemos de una nueva herramienta con base científica para combatir el dolor crónico de columna: las infiltraciones con plasma enriquecido en plaquetas (PRP).

Los factores de crecimiento son un conjunto de sustancias que, de forma natural, se encuentran en el plasma sanguíneo y en el interior de las plaquetas. Juegan un importante papel en los procesos de curación y regeneración de tejidos. A partir de un mínimo volumen de sangre del propio paciente, y mediante un proceso de centrifugación, es posible separar los diversos componentes y aislar y concentrar este conjunto de factores para aplicarlo terapéuticamente. Los factores de crecimiento promueven la migración y división celular, estimulando así la respuesta regeneradora de los tejidos dañados.

El tratamiento con factores de crecimiento se viene utilizando para tratar lesiones y patologías muy distintas desde hace más de 20 años, pero ha sido sólo en los últimos años cuando se ha podido comprobar científicamente que alivia de forma significativa el dolor en diferentes patologías de columna, sin ningún efecto secundario reportado.

Siendo las infiltraciones de este tipo de plasma una efectiva alternativa para el control del dolor y de la discapacidad, en BSI incorporamos esta técnica desde hace años. Como especialistas de columna, en nuestra consulta reunimos toda la experiencia y el conocimiento de nuestro equipo para tratar las diferentes patologías que la afectan, y para recomendar los tratamientos más apropiados en cada caso. Cuando la cirugía no está indicada o durante la recuperación post quirúrgica, estas infiltraciones pueden ser una opción como parte de una terapia multidisciplinar contra el dolor crónico, que incluye el ejercicio y la fisioterapia.

¿Cuándo están indicadas las infiltraciones con plasma enriquecido para el dolor de columna?

Dra Paola Cavasin Barcelona Spine instituteEl tratamiento con factores de crecimiento permite potenciar la posibilidad del organismo de auto-tratarse, suprimiendo los riesgos que presenta el uso de medicaciones de acción farmacológica como la cortisona, creadas sintéticamente. Es la primera vez que contamos con un tratamiento que no altera los equilibrios endocrinos o metabólicos. Por este motivo, las infiltraciones con plasma enriquecido permiten tratar a personas de todas las edades (pues no hay que asumir los posibles efectos secundarios de la cortisona) o a deportistas (ya que tampoco se presentan problemas de roturas tendinosas).

Las recomendamos particularmente también, a pacientes diabéticos, con alergias o intolerancias a fármacos, e hipertensión. Los estudios demuestran que el alivio para el dolor que proporciona este tratamiento si bien tarda algo más en surtir efecto, es más duradero que el que se practica con anestésicos y cortisona.

Una vez realizado un análisis de sangre y una resonancia, como pruebas diagnósticas previas, las infiltraciones se realizan de manera ambulatoria con guía ecográfica en nuestra consulta. La pauta suele incluir tres sesiones a intervalos de una a dos semanas, tras las cuales se puede llevar una vida absolutamente normal (con la excepción de realizar esfuerzo físico en las 48 horas posteriores a cada sesión).

En BSI somos expertos en patología y dolencias de columna y su tratamiento quirúrgico y también no quirúrgico. Entre estos últimos, la terapia de infiltración de plasma autólogo rico en factores de crecimiento plaquetario (PRPs) es cada vez más demandada por nuestros pacientes; y nuestros años de experiencia nos permiten realizar una correcta indicación, algo clave para el éxito de este tratamiento.

Dra. Paola Cavasin